viernes, 2 de enero de 2015

-SIGNOSIS, 1 Y 2 -

SIPNOSIS
Tom o Tommy y yo, nos conocemos desde que somos unos críos, vivíamos uno frente al otro, y siempre nos lo hemos contado todo, desde lo más tonto a lo más íntimo... pero una noche, algo cambia, y dejamos de contar para practicar... o algo por el estilo...

Capitulo 1:

Acababa de meterme en la cama. Tumbada boca arriba me puse a pensar en mis cosas. Bajé la mano hasta uno de mis muslos para rascarme por que me picaba, la dejé ahí unos segundos vacilando antes de dirigirla hasta mi centro (por así llamarlo)

Empecé a acariciarme con mi dedo corazón, por encima de las bragas, arriba y abajo, varias veces, notaba como mi “centro” palpitaba, reaccionando ante mis caricias. No debería seguir… ya que no vivía sola, sino con mi mejor amigo.

Hacía tiempo que vivíamos juntos…Tom… al pensar en él noté como me mojaba más –era excitante de verdad- sin poder remediarlo, metí la mano por dentro del elástico de mis bragas, y me acaricié.

Estaba húmeda, muy, muy húmeda, y excitada. Quería, necesitaba un orgasmo, correrme una vez.

Tom, había salido, seguramente se estaba ligando a alguien. ¿Por qué no iba yo a aliviarme?

Me bajé las bragas –ya que suelo dormir en ropa interior, no tenía mucho que quitarme- abrí las piernas, y me empecé a acariciar, mi dedo se iba mojando poco a poco, y de vez en cuando se me alzaban, bueno, alzaba las caderas involuntariamente.

Pero eso no me bastaba, necesitaba más, quería correrme, necesitaba liberarme… Con la mano libre, abrí el cajón de mi mesilla de noche, y saqué uno de mis consoladores… justamente el que me había regalado Tom un día de cachondeo, era un simple pene de plástico, pero el vibrador se había quedado sin pilas, y no era el momento para buscarlas… así que este mismo…

Me introduje mi consolador, hasta que estuve a punto de gemir, y lo comencé a mover: dentro, fuera, dentro, fuera… en el silencio de mi habitación solo se oía mi respiración agitada.

Y el ruido de mi consolador entrando y saliendo, no era el ruido del consolador, si no el ruido de mis flujos, de mis jugos, empapando el consolador, con la otra mano me comencé a acariciar el clítoris, más rápido… subí una pierna, para poder metérmelo mas… me mordí el labio para no hacer ruido… por si acaso.

Me estaba cansando de esa postura, así que paré un momento y me puse de rodillas en la cama, así tenía mejor acceso, si, era mejor. Empecé a subir y bajar mi cuerpo a la vez que mi mano trabajaba, de vez en cuando soltaba aire, sin darme cuenta dejaba de respirar con tal de no gemir, o hacer cualquier tipo de ruido, se que Tom no estaba en casa, pero por si las moscas…

Yo seguía con lo mío, cuando escuché, mi puerta, juraría que la había cerrado… pero a lo mejor el aire la había abierto, ahora estaba demasiado concentrada en lo mío…

Aceleré el ritmo de mis manos para alcanzar ya mi orgasmo, ¡¡lo necesitaba!! Cuando estaba apunto noté como un aliento me acariciaba la nuca, asustada giré la cabeza para encontrarme con la cara de mi mejor amigo…

¡¡Dios mío!! Me acababa de cachar masturbándome… ¡dios! Pero al contrario de lo que pensé, noté como su mano retiraba la mía de mi consolador, bueno, su consolador, pero me dejaba seguir acariciándome…

Empezó a moverlo, metiéndomelo, y sacándomelo, cada vez más rápido, no pude evitar mover mi cuerpo al ritmo que él me marcaba…

-Oh dios… -me oí gemir, estaba a punto de correrme, apuntito- ¡si, si!

Aceleré el movimiento de mi mano, acariciándome más fuertemente el clítoris, más rápido, noté como mi cuerpo se iba hacía delante, a punto de alcanzar el orgasmo, mis piernas temblaron, di un pequeño grito y me dejé caer hacía delante, apoyando la cabeza en la almohada, con el culo en pompa…

Me acordé de que tenía a Tom detrás, pero ahora estaba demasiado débil para avergonzarme de algo… de todas formas él me había ayudado a correrme ¿no? entonces para que avergonzarme… solo tenía una pequeña duda, ¿Qué iba a pasar ahora?
Juraría que él se había excitado, no creo que solo entrara para ayudarme, y ya está…
Capitulo 2:
La respuesta a mi pregunta llegó segundos más tardes, noté como la callosa mano de mi amigo me acariciaba el trasero, me había sacado el consolador, lo que no estaba muy segura de donde lo había echado… noté como su mano, bajaba de mis nalgas, hacía mi centro, me empezó a acariciar de nuevo, excitándome… otra vez, moví mis caderas y lo oí gruñir.

De repente retiró la mano, y el frío me acarició, me estremecí. Iba a volverme hacía él, cuando noté su amiguito, en mi entrada, me incorporé, ya había normalizado mi respiración, aunque algo me decía que iba a ser irregular de nuevo…

Me giré hacía él y lo besé. Dios, me besó, y como besaba, entreabrí los labios para dejarle paso a su lengua, que se encontró con la mía… que bien sabía. Ya había besado a mi amigo antes, de echo con él fue mi primer beso, pero no sentí esto ni mucho menos, aunque estando excitada…

Tom estaba desnudo, se habría desnudado antes de meterse en la cama, le acaricié el pecho, y cuando llegué a los hombros lo abracé por el cuello atrayéndolo hacía mi… sentí su cuerpo caliente pegado al mío, me daba la sensación de que me iba a derretir… si no incendiaba la cama antes.

Me tiré para atrás, sin soltar a Tom, por lo tanto calló conmigo, sobre mi, dios que bien se estaba, levanté las piernas, y las estiré, como siguiera así mucho más tiempo, me quedaría sin piernas… Nos besábamos ardientemente, lo que se dice con pasión, en el silencio de la habitación se oía nuestras respiraciones bastante agitadas, se intentaba respirar, aunque eso no era lo que más me importaba en ese momento, y juraría que a él tampoco le importaba mucho…

Levanté las piernas, y las enrosqué en torno a la cintura de Tom, para darle… mejor acceso. Noté la punta de su miembro contra mi entre pierna, y gemí rompiendo el beso, el bajó su boca hasta mi cuello, y me lo besó insistentemente, luego bajó más, y con los dientes me mordió –suavemente- mis pezones, bueno, primero uno, y después el otro… ¿se podría morir de placer? Me rozó el clítoris con su miembro, y alcé las caderas, lo quería dentro de mi… si, dentro mío.

-Por favor… -murmuré, si hacía falta rogaría- Tom…

-Dime tesoro…

-No te hagas de rogar …

-¿Qué quieres? Dímelo y lo tendrás.

-¡¡Hasme tuya!! –grité, Tom me lo estaba haciendo, tal y como le pedi.



HOLA!!!! BUENO ... EMPEZAMOS BN EL AÑO LEYENDO ESTA NOVELA :)) ESTA MUY CORTA ASI QUE SOLO SUBIRE DE DOS EN DOS, SI SE PUEDE TERMINA A MITAD DEL MES :( PERO QUERIA PUBLICARSELA ... YA SABEN 3 O MAS Y AGREGO SINO NO ... BIENVENIDAS :))

5 comentarios:

  1. :O:O Guaoooo es super buena con solo leer 2 caps ya es buena jeje esta muy interesante virgi me encantoooo, espero los próximos caps!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta jajaja sube el proximo cap bye cuidate

    ResponderEliminar
  3. Ajajaja que interesante
    Me gusto :)
    Sube pronto :)

    ResponderEliminar